lunes, 4 de diciembre de 2017

Reseña: LAS TRES MUERTES DE FERMÍN SALVOCHEA, de Jesús Cañadas.

Título: Las tres vidas de Fermín Salvochea
Autor: Jesús Cañadas
Publica: Roca Editorial
Páginas: 416
Precio: 18,90 € / 6,99 € (ebook)

¿Te gustan los vampiros? ¿Te gustaría leer una novela de estos monstruos chupasangres ambientada en nuestro país? ¿Y si además fuera una novela que te transportara a otra época para conocer la vida de las gentes de una ciudad tan emblemática como Cádiz? Si has contestado afirmativamente a todas las preguntas anteriores, tu novela es Las tres muertes de Fermín Salvochea, la nueva obra de Jesús Cañadas de la que hoy os voy a hablar.
Sebastián es un niño de trece años que trabaja a principios del siglo XX en Cádiz como ayudante de un boticario. Un día, su padre, Juaíco, un barbero que desde hace mucho solo se dedica a las apuestas, a la bebida y a darle disgustos a su sufrida mujer, Antonia, vuelve a casa sumido en la tristeza: Fermín Salvochea, el que fuera alcalde de la ciudad ha muerto. Salvochea y Juaíco, como comienza a contarle el padre al hijo, fueron en un tiempo uña y carne. Ambos recorrían las calles con una misión: acabar con los vampiros. Sebastián no solo creerá las historias fantásticas de su padre sino que también le transmitirá ese entusiasmo a sus compañeros de juegos: su vecino el Pani y las huérfanas Candelaria y Julieta. Pronto los niños descubrirán que en la ciudad están pasando cosas raras. ¿Será que de verdad existen los vampiros? ¿Qué grandes misterios descubrirán los cuatro en sus correrías? ¿Acaso no será todo demasiado peligroso para unos simples pillos?
Las tres vidas de Fermín Salvochea es una novela con dos tramas que transcurren de forma paralela a lo largo de buena parte del libro para, en un momento dado, curvarse la una hacia la otra y converger. El narrador omnisciente de ambas, la que tiene lugar en 1873 y la de 1907, es, por su forma de expresarse y de dirigirse al lector, todo un personaje en sí: un gaditano más con ganas de que los lectores amen su bella ciudad. Una ciudad, sin embargo, llena de contrastes, de ricos y pobres. Este guía nos llevará a conocer a los primeros pero, sobre todo, a los segundos, con sus costumbres y las calles por las que transitan: las del Cádiz más auténtico, pero también más decadente.
Pero no, nuestro narrador no es el protagonista. Tampoco lo es Fermín Salvochea, el valiente e idealista alcalde anarquista que una vez pretendió traer un poco más de comodidad a todas las gentes de Cádiz. El verdadero motor de esta fascinante novela es Sebastián, el chico inteligente que tanto buscó la aventura, que al final acabó encontrándola junto al Pani, su vecino, el limpiabotas descarado con grandes problemas en casa; Candela, la huérfana que se mueve como si no llevara una pesada prótesis de hierro en la pierna mala; y Julieta, la nueva niña del orfanato, toda una señorita que ha de aprender a defenderse en un mundo que, desde luego, no es el suyo. Aunque también aparecen en la trama que transcurre en 1907, en la de 1873 conoceremos mejor a Juaíco, el barbero díscolo, a Salvochea, el alcalde que en sus ratos libres persigue vampiros, y Rosa Marina, una singular heroína que merecería una novela propia que hablaran de todas sus posibles aventuras. El elenco de personajes lo completan feriantes, boticarios, pedigüeños, contrabandistas, gitanos inventores y un sinfín de peculiares seres sin los que, sin duda, esta historia no serían tan sumamente interesante.
Está claro que Las tres vidas de Fermín Salvochea bebe de muchas fuentes (a mí particularmente me ha recordado a películas como Los Goonies y Abraham Lincoln, cazador de vampiros); y, sin embargo, también es una obra novedosa al incluir en la trama ingredientes tan distintos como las leyendas gaditanas, los lugares y personajes más pintorescos de la ciudad de finales del siglo XIX y principios del XX, la magia negra, el steampunk, unos vampiros con rasgos únicos y ese alcalde con la manía de morirse en falso una y otra vez. Os aseguro que la mezcla no solo es explosiva, sino también totalmente adictiva. ¿Alguien podría pedir más de una buena novela de monstruos y aventuras?
Las tres vidas de Fermín Salvochea, en definitiva, es una novela costumbrista, gótica, de ciencia ficción, fantástica, misteriosa e intrigante que hará las delicias de todos los lectores ávidos de una historia de vampiros y seres sobrenaturales diferentes. Una obra inolvidable que espera a que la descubras para sorprenderte gratamente. ¿A qué esperas? ¡Híncale el diente antes de que ella te lo hinque a ti!
Cristina Monteoliva



Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger (solo necesitas una cuenta gmail para ello) de este sitio o dale a Me gusta en

                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras



2 comentarios:

  1. Estoy a punto de acabarla y me lo estoy pasando en grande con ese puntito gótico y el ambiente tan oscuro en una ciudad tan luminosa. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues ya verás el final!
      Gracias por pasarte por aquí y comentar, Yolanda.

      Eliminar