martes, 5 de diciembre de 2017

Reseña: LA CIUDAD DE LAS MUJERES DESAPARECIDAS, de Megan Miranda.

Título: La ciudad de las mujeres desaparecidas
Autora: Megan Miranda
Traducción: Laura Fernández
Publica: Lince Ediciones
Páginas: 336
Precio: 19,90 €

Todos guardamos secretos. La mayoría son pequeñas travesuras, cosas que pueden contarse en un momento dado. Pero otros no nos los contamos ni a nosotros mismos antes de dormir. Queremos enterrarlos en el pasado, pero de vez en cuando vuelven. Y cuando eso sucede, nuestras vidas se tambalean. Así es como arranca La ciudad de las mujeres desaparecidas, la novela de Megan Miranda de la que os hablaré a continuación.
Nicolette Farrell tiene un buen trabajo en Filadelfia, un novio abogado que le ha propuesto matrimonio y un piso acogedor. Sin embargo, ha de pasar el verano en Cooley Ridge, el pueblo al que apenas vuelve desde hace diez años, cuando su mejor amiga, Corinne, desapareció sin dejar rastro. No tiene otra opción: Daniel, su hermano, le ha llamado para decirle que las deudas de su padre son tan grandes, que hay que vender la casa familiar para saldarlas y poder seguir pagando, además, la residencia donde su progenitor está ingresado debido a su deterioro mental. Poco después de llegar al pueblo, desaparece Annaleise, la nueva novia del ex de Nicolette, Tyler. Durante los siguientes días, Nicolette intentará averiguar qué le pasó a las dos chicas. Mientras lo hace, muchos secretos saldrán a la luz. Secretos que harán que su vida, una vez más, cambie de forma radical.
La narradora y protagonista de esta historia es Nicolette, Nic para los amigos y familiares, una mujer de veintiocho años con un trabajo estable, y un novio maravilloso. Y sin embargo, nada es perfecto. Cuando tiene que volver a su ciudad natal, los recuerdos vuelven a ella como si el tiempo no hubiera pasado. Pero será tras la desaparición de la nueva novia de su ex cuando todo cobre un nuevo sentido. Para explicárnoslo, Nic nos narra lo ocurrido cada día en sentido inverso, contando desde el día 15 hasta el 1. Cada capítulo nos dará una nueva pista para resolver el enigma. Pero, ¿quedará contenta Nic con lo que descubre al final?
Corinne era la mejor amiga de Nic cuando era una adolescente. Ambas se querían, pero también mantenían una relación tóxica. A Corinne le gustaba llevar todo al límite, de ahí que a nadie le extrañó cuando desapareció. Todos dieron por hecho que se largó, aunque también hubo sospechosos. Porque Corinne no solo jugaba con los sentimientos de Nic. También lo hacía con Daniel, el mayor de los Farrell, con su novio Jackson y con Tyler, ese chico con el que Nic vuelve una y otra vez. Todos fueron sospechosos, pero al final nunca se descubrió nada. Y, sin embargo, Nic no puede olvidarla, por mucho que pase el tiempo. ¿Tendrá algo que ver la desaparición de Annaleise con la de Corinne?
Annaleise, por su parte, era una chica a la que le gustaba la fotografía y hurgar en los secretos de los demás. Tal vez jugó con fuego o se quemó; aunque, si no es así, ¿por qué desaparecería? ¿Por su relación con Daniel, el hermano de Nic, quizá?
La ciudad de las mujeres desaparecidas es un thriller en el que conoceremos un pueblo plagado de personajes que no son lo que parecen. Todos ellos tienen en común un pasado que quisieran olvidar y una psicología compleja, lo que hace que sea difícil averiguar de ante mano quién tuvo que ver con la desapareció de una chica, de la otra o de las dos a la vez. Si quieres averiguarlo tú, ya sabes: hazte ahora con este entretenido libro y no dejes de leer hasta que todos los secretos queden desvelados.
Cristina Monteoliva



Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger (solo necesitas una cuenta gmail para ello) de este sitio o dale a Me gusta en

                 https://www.facebook.com/laorilladelasletras



2 comentarios:

  1. La verdad es que pinta bien este libro.... lo pongo en la lista, cada vez más larga, de libros por leer... no doy abasto, leo y leo, pero la lista sigue creciendo... y tú, Cristina Monteoliva, tienes bastante culpa de que la lista no pare de crecer!!!!!

    ResponderEliminar